Tratamientos

Gimnasia Hipopresiva


La Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) más conocida como “Método Hipopresivo” o coloquialmente “Hipopresivos” nació como una forma de trabajo en el campo ginecológico en la década de los ´80. Cabe destacar que en la totalidad de los deportes, a excepción del Método Hipopresivo, son de índole hiperpresivo.


La combinación del ejercicio hipopresivo e hiperpresivo es la mejor fórmula para la descongestión de la pelvis y evitar con ello el mayor número de lesiones.

¿Qué significa que un deporte sea hiperpresivo?

Significa que ese deporte en cuestión requiere que el diafragma esté empujando toda la masa visceral (hígado, estómago, intestinos, vejiga, útero…) hacia abajo haciendo que la persona sea mas proclive a sufrir:

- Prolapsos uterinos

- Ptosis viscerales

- Incontinencias urinarias

- Hinchazón de piernas

- Debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico

- Lumbalgias

- Secuelas del parto muy alargadas en el tiempo

- Y un largo etcétera


Con el ejercicio hipopresivo conseguimos un estiramiento del diafragma que permite el ascenso de todas la masa visceral y previene toda la patología anteriormente citada, consiguiendo además potenciar la musculatura respiratoria, haciendo que se mejore la captación del oxígeno y paliando así problemas respiratorios en gente asmática (cabe señalar que mujeres asmáticas están relacionadas con prolapsos, puesto que si la entrada de aire es poca el diafragma va a tener que bajar mucho mas para ser capaz de aspirar la mayor parte de aire posible, lo que aumenta la hiperpresión y el riesgo a padecer dicho prolapso).

Por otra parte el Método Hipopresivo mejora la resistencia a la acidosis (falta de oxígeno y exceso de anhídrido carbónico), dicho estado es el que se da en deportes sobre todo de tipo aeróbico. Es más, se ha observado en ciclistas experimentados que después de realizar el Método Hipopresivo han mejorado los tiempos de apnea en competición (con las apneas que se realizan en la clase aumentamos la cantidad de glóbulos rojos en sangre y con ello la cantidad de oxígeno).


¿Para quién están indicados los hipopresivos?

- Si eres o serás madre.

- Si padeces incontinencias urinarias

- Si sufres hinchazón de piernas

- Si realizas cualquier deporte y quieres ver incrementada tu capacidad pulmonar

- Si has sufrido cualquier cirugía abdominal o ginecológica

- Si padeces prolapsos, ptosis viscerales o tienes una falta de tono abdominal.

- Si quieres mejorar tu postura

- Si quieres reducir el perímetro de tu cintura